lunes, 21 de noviembre de 2011

MANTA DE LOS 100 DESEOS

Hoy entro a formar parte de un proyecto chulísimo, se llama la manta de los 100 deseos, en este caso la manta es para Sofía, la nietita que en breve tendrá nuestra amiga Axtrid de la Pandilla basurita, le vamos a mandar un trocito de tela para confeccionar la mantita y una tarjeta con otro trocito de tela igual pero más pequeño y un deseo,  con las tarjetas se crea un álbum para que luego vea quien le envío el deseo. ¿A que es chulo? a ver cuantos conseguimos. Un pequeño detalle, será curioso cuando Sofía que vivirá en Argentina, vea que desde España también le llegaron buenos deseos... Si alguien se anima, no dudéis en decírmelo. Besos...Enormes....

jueves, 17 de noviembre de 2011

FRASES

"LO IMPORTANTE NO ES CAER, SI NO SABER LEVANTARSE"

lunes, 7 de noviembre de 2011

BROCHES

Algunos broches variados...










BISUTERIA













TIENDA

Dado que mis trabajitos os gustan mucho, he decidido vender algunas cosas, así que  podéis hacer encargos. Obviamente como todo lo artesanal nada es idéntico, os podéis poner en contacto conmigo en mi mail jgarrido@intta.es indicando en el asunto pedido, así nos pondremos en contacto y concretaremos.

BESOS ENORMES...

jueves, 3 de noviembre de 2011

INICIACION A LA NARRATIVA

Hola a todos, ¿cómo va todo? espero que bien, yo hoy estoy contenta, espero poder contaros pronto algunas novedades en mi vida. Y no voy a tener más niños, no van por ahí los tiros.
Os dejo lo primero que escribí a ver que os parece, os digo lo mismo que ayer, no seais muy crueles.

EL PRIMER DIA por Julia Garrido

He oído que en la vida hay que hacer tres cosas fundamentales: Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. El tema de los hijos lo tengo resuelto, tengo dos así que he cumplido por partida doble. Arboles, arboles he plantado alguno. Pero lo del libro lo tengo en el apartado de pendientes desde hace mucho tiempo. Nunca supe por dónde empezar y aunque pasaban muchas ideas por mi cabeza no concretaba ninguna.
Dispuesta a completar esta parte de mí vida y porque no había otras actividades en el centro cultural que hay enfrente de mi casa, decidí aprender a escribir y me apunte a un curso de “iniciación a la narrativa”.
No sabía muy bien en que iba a consistir, pero me dije: “apúntate y si no te gusta te borras y andando”.
El viernes por la mañana, después de dejar a los niños en el colegio, como hago todos las mañanas desde que no trabajo, fui a tomar un café con mis amigas. De nuevo tuve que aguantar sus comentarios jocosos y sus predicciones de futuro: “Menudo rollo te vas a tragar”, “Te vas a aburrir si o si, solo con el nombre ya promete ser un rollo”.
¡Como me fastidian los listos!, hay gente positiva y encantadora que siempre tiene una palabra amable, parece que les molesta todo lo que hacen los demás. Al oír sus comentarios se produjo en mí una reacción de rabia que tuve que contener.
-Eres muy educada, eres muy educada, no hagas caso. Pensé.
Esta misma reacción hizo que me encaminara al centro cultural bastante más decidida a aprender y a pasármelo bien, si se cumplían mis exceptivas podría después restregarles sus lindos comentarios.
Fui la primera en llegar, poco a poco fueron llegando mis compañeros y el profesor. Tomamos posiciones y comenzamos la clase. Las dos horas pasaron volando. Entusiasmada, y asustada a la vez. Pensamientos contradictorios golpeaban mi cabeza: “Que interesante, voy a aprender mucho” en el segundo siguiente pensaba: “Por Dios que hago aquí no tengo ni idea de literatura “. Recordé a mi padre, el es un lector empedernido, seguro que disfrutaría mucho en este curso.
Cuando llegue a casa analice la situación detenidamente, ¿Cuántas páginas tiene que tener un libro? ¿Quizás no sea necesario escribir un libro con 300 páginas?, ¿Tendré imaginación? ¿Sabré construir algo que tenga sentido? Los signos ¿dónde se ponen los
signos? Al cabo de un rato llegue a una conclusión, si no era capaz de escribir un libro, por lo menos habría sido capaz de intentarlo, esto sería un buen ejercicio para mi cerebro, además había conocido gente nueva que compartía mi misma afición y eso era estupendo.
Por la tarde, cuando volví a ver a mis amigas, con una gran sonrisa les dije: “Lo que os habéis perdido, ha sido muy interesante, seguro que os hubiera gustado” después... el silencio.

FRASES

Ahí queda eso:

"SOY RESPONSABLE POR LO QUE DIGO, PERO NO PUEDO SER RESPONSABLE POR LO QUE ENTIENDES!!!"

miércoles, 2 de noviembre de 2011

INICIACION A LA NARRATIVA

Mi primer relato público, no seáis muy crueles con las críticas. BESOS ENORMES.

"SIENTO FRIO" por Julia Garrido


Cada vez que pienso en ponerme a escribir, no se por dónde empezar y si me marcan un tema, es todavía peor, ahora tengo que escribir sobre el frio, que tipo de historia podría contar, cuando pienso en el frio, todo lo que se me ocurre me parece absurdo. Esto me va a costar la vida, mejor me voy a la cama y mañana ya veremos.
No puedo dormir, cuando tengo los riñones y los pies fríos no hay manera, tengo los dientes apretados, que bonitas sensaciones me transmite el invierno, empiezo a pensar en todas esas cosas maravillosas que hacen que ésta estación sea…indescriptible.
El cambio de ropa de los armarios, interminable, añade el poner los nórdicos en las camas, si, esos que los de los países "nórdicos" dicen que son tan cómodos de utilizar, me parto de risa, ¿será que se los dan ya con la sábana puesta?, a mí se me pone una mala leche cada vez que tengo que ponerlos, si es que no cuadran nunca, entre lo que abultan, lo que pesan, que parecen cuadrados pero no lo son, cuando termino de mudar las camas me dan ganas de volver a meterme dentro y no salir.
Esas mañanas oscuras camino del trabajo, cuando todavía no han puesto las calles, el coche, como no, frio y yo calentándome por minutos, porque voy a llegar tarde y no puedo quitar esa capa de hielo que cubre la luna delantera y que no me deja ver.
Las navidades en el pueblo, en una casa donde no hay calefacción, hay brasero. Bajo las faldas de la mesa se te chamuscan las piernas y notas como se te quema la sangre. Mientras, tienes la espalda que aunque te pegaran un golpe con un madero no lo sentirías. Tu cuerpo recibe señales opuestas no sabe si vas caminando sobre la lava de un volcán o estás en un spa dándote un masaje con un gel de efecto frio para revitalizar los músculos.
Los partidos de futbol de los sábados por la mañana a primera hora, ¿qué me voy a poner para no morir congelada? Leotardos, calcetines, pantalones, botas, camiseta de interior, otra camiseta, el forro polar y de remate el plumas, gorro, bufanda y guantes. Por Dios que no llueva, que no llueva, que sino después del madrugón, mi disfraz de cebolla y las incesantes ganas de ir al baño, cuando lleguemos al campo nos van a suspender el partido y de vuelta a casa, helada, calada y mosqueada.
Me levanto después de dar mil vueltas, me tomo un vaso de leche muy caliente, seré capaz de entonarme, me hago pis, de nuevo me voy a la cama, esto no ha hecho nada más que empezar el invierno va a ser muy largo. Sólo de pensarlo siento frio.