miércoles, 18 de enero de 2012

BIODANZA

Hola me paso a contaros que en mi interés por poner a punto mi cuerpo y mi mente, me apunte a biodanza, casi me da, pregunte que de que iba y me dijeron  que era mejor que lo descubriera por mi misma, la verdad es que si lo hubiera sabido no hubiera ido. Yo me imaginaba baile con relajación respiración, y no iba mal encaminada lo que pasa es que a esto  hay que añadirle las relaciones humanas, todo se hacía relacionandote con los demás. Pasear cogidos de la mano mirándote a los ojos, bailar de 2 en dos mirándote a los ojos, cada vez que cambiabas de pareja te dabas un beso o un abrazo, un masaje de cara con el que te tocaba de pareja que terminaba con un largo abrazo, y todo con un profundo silencio y con música de fondo. Yo pensé: si yo vengo besada y abrazada de casa, que necesidad tengo de esto. Que situación más violenta, yo me considero una persona bastante afectiva y cariñosa pero eso de mirarme a los ojos tan profundamente con desconocidos no me ha motivado nada. Se me hizo una hora y media larguiiiiiiiiisima. Conclusión, subí a mi casa y me duche, traía tanto amor que necesitaba una duchita y luego llame para darme de baja. Toda una experiencia, que cuando en la comida conté a mis amigas nos hizo reírnos durante el resto del día.

3 comentarios:

OLAGUIYUS dijo...

Ja,ja,ja....muy bueno Julia!Lo que no sé es como te aguantastes la risa mirando a los ojos a los demás!Yo no hubiera aguantado.
Besos.

olfeel dijo...

jajaja.... cuando me acuerdo.... creo que no me he reido tanto en una comida, de verdad.
El lado positivo es lo que nos reimos despues aunque entiendo que esa experiencia te puede marcar de por vida, jajaja......

JULIA dijo...

No se si lo superaré algún día...